Nuestra Historia

Fase Piloto

 

El juego comenzó con una fase piloto. Crear una herramienta de intercambio tipo crédito mutuo implica desarrollar un sistema confiable, tanto en términos de acuerdos como de tecnología,  que funcione para nuestra comunidad. El sistema está listo se hechó a andar con una primera fase de prueba, que nos permitió probarlo, sobre la marcha, en un ambiente contenido.  En esa fase cada miembro del CírculoT invitó a varias personas interesadas en participar en la experiencia y se hizo responsable en acompañarlos, como madrinas o padrinos, a través del proceso.  Los criterios para integrar el primer Círculo Ollines fueron los siguientes:

 

  • Tener mentalidad pionera

  • Compartir la visión de la nueva economía

  • Tener un buen manejo de la tecnología

  • Estar dispuesto a participar en el experimento

  • Estar dispuesto a colaborar para perfeccionar el sistema

  • Que su prioridad para participar, sea contribuir a transformar el paradigma económico más que beneficiarse con los intercambios

 

Así mismo, se consideraron sus ofertas para garantizar la diversidad en el Círculo y se limitó geográficamente al área de Tepoztlán.

A lo largo de la experiencia se realizan reuniones presenciales mensuales, bimestrales y/o semestrales, de proceso e intercambio, que brindan oportunidades para que los integrantes se conozcan unos a otros y compartan sus ofertas y necesidades, se atiende cualquier asunto relacionado al funcionamiento del sistema, y se profundiza en la experiencia apoyando su evolución.

La fase piloto no tuvo un límite temporal, su duración quedó sujeta a una evaluación periódica hasta que se valoró el tiempo de entrar a una nueva etapa.

En su primera fase cada miembro del CírculoT, es madrina o padrino de varios jugadores del Círculo Ollines.

El Círculo Ollines se ha ido abriendo orgánicamente de la siguiente manera: cada participante puede convertirse en madrina o padrino de nuevos integrantes a quienes invita a formar parte del juego.

Como madrinas/padrinos son responsables de acompañar a dichos jugadores a través de la experiencia del juego: su dinámica social, sus reglas, el funcionamiento de los ollines y las implicaciones de un cambio de paradigma.  

Se espera de los jugadores del Círculo Ollines que apoyen en las funciones vitales realizadas por el CírculoT para el desarrollo del proyecto.

La única manera de evolucionar  es haciéndolo juntos. Lo que ha de guiar el proceso es la retroalimentación de todos los jugadores del Círculo Ollines, la cual se obtiene a través de encuestas, formas, los padrinos/madrinas y más importante, las reuniones presenciales, donde se llevan a cabo dinámicas  necesarias para que el grupo se integre a la profundidad requerida para este cambio de paradigma.

 

CírculoT

 

El CírculoT se formó por un grupo de personas de espíritu pionero que tuvimos la inspiración de trabajar para generar un sistema de intercambio de tipo crédito mutuo que permitiera a la comunidad de Tepoztlán, ir más allá del trueque. Hemos diseñamos el ‘Juego de la Abundancia’ con base en el conocimiento y cuidadosa observación de los patrones de este tipo de monedas y el porqué tienen éxito o fracasan y aspiramos a que nuestro diseño se transforme tantas veces como sea necesario con el único propósito de que el proyecto evolucione  y pronto tenga la capacidad de escalar a todo Tepoztlán e incluso transferirse a otras localidades.  Todo nuestro trabajo es abierto. Nada es nuestro.

 

El CírculoT diseñó ‘El juego de la abundancia’ con todo lo que implica; la moneda ollin, el primer sistema para la contabilidad de los ollines (MAO), el sistema de madrinas y padrinos, el contrato social (toma de decisiones, membranas, principios de trabajo), las libretas, el sitio web, medios sociales y las reglas del juego.

 

Círculo Ollines

 

Los primeros jugadores fueron alrededor de 60 personas, éstos adoptadores tempranos estuvieron dispuestos desde el 21 de julio del 2013 a invertir su corazón y alma pionera para que ‘El juego de la abundancia’, los ollines, fueran una realidad.  Este círculo lo conformaron personas que saben que el sistema monetario no funciona para un mundo de equidad, armonía y justicia; dispuestos a cambiar el paradigma de la escasez a uno de abundancia, un paradigma donde las comunidades tengan la capacidad de generar mayores niveles de riqueza y bienestar para cada uno de sus individuos y el colectivo.  

 

El Círculo T (liga a círculo T) comenzó el proyecto y ahora depende del Círculo Ollines su siguiente nivel evolutivo.

 

Actualmente lo forman alrededor de 190 jugadores que han realizado alrededor de 12,000 intercambios.